martes, 28 de junio de 2011

1

Juliette salió llorando de clase, y yo como su mejor amiga, la seguí. Llegó hasta el baño, se encerró y estalló en un mar de lágrimas. Toqué a la puerta, despacio, no quería agobiarla, me pidió que me marchase, yo le contesté que no me iría hasta que no dejase de llorar.
En ese momento, escuché el ruido de cómo el pestillo de la puerta se habría, y después el pomo de la puerta giró, despacio, y la puerta se abrió lentamente y vi sus preciosos ojos azules, cristalizados por el dolor, y sus mejillas repletas de pequeñas pecas, manchadas por una raya negra producida por un exceso de maquillaje y un llanto innecesario. No era capaz de verla llorar, me desgarraba por dentro, era mi mejor amiga, mi vida entera.
- No llores, por favor me pudro por dentro- dije después de entrar a la pequeña cabina dónde estaba el inodoro, luego cerré la puerta.
Ella, se sentó en el inodoro, se acurrucó abrazando a sus piernas dobladas por sus rodillas, y después escondió la cara entre ellas. De nuevo empezó a llorar mientras yo la observaba sin saber muy bien que decir. Entre sollozos, y con un hilo de voz, consiguió decir:
- No puedo más, Gabrielle, los días pasan entre rímel corrido y falsas sonrisas- yo, sin poder evitarlo, comencé a llorar, una lágrima cayó por mi cuello hasta tocar el escote, produciendo así un leve escalofrío. Ella masculló entre dientes- hay momentos que quisiera morirme.
Al oír esas palabras, el alma se me partió en mil pedazos, mis ojos eran una gran tormenta, y con la rabia por las palabras que acababa de decir, le agarré de los hombros y la zarandeé mientras decía:
- Júrame, pero júramelo por él, que lo que acabas de decir es mentira, que tu jamás, y mírame, jamás harías eso.
- Te lo juro- dijo mientras cruzaba dos de sus dedos tras su espalda, mientras lloraba.
- Julie (así le llamaba), tienes que pasar página, hazlo por mi, pasa página de una puta vez, tu no mereces sufrir así, no mereces joderte la vida, sé que es lo más difícil que te he pedido nunca, y te pediré, pero olvídalo.
- Te podría decir que lo voy a intentar, pero a ti nunca te mentiría.
No sabía que decirle, no tenía respuesta, de repente y sin que me lo esperase, se abalanzó a mi, y me abrazó con más fuerza que nunca, desprendiendo un calor especial. 
Siempre fui su pañuelo de lágrimas, aquel horrendo uniforme había sido manchado de rímel y mojado de lágrimas, más veces de las que debería, aquel baño había vivido tantos cigarros a escondidas, tantas fotos juntas, tantos sollozos, había escuchado tantas carcajadas, y chorradas, tantos nombres escritos en las paredes, todavía mantenían escritas todas nuestras frasecitas, cada rincón del mundo era especial, solo porque allí habíamos pasado un momento juntas, y ahora allí abrazadas, las dos lloronas, mientras los minutos pasaban, y la aguja de mi nuevo Gucci, giraba, mientras Juliette decía, sin parar un instante a respirar, te quiero, te quiero, te quiero…
Los minutos pasaban poco a poco, mientras nosotras seguíamos ahí, abrazadas. Al cabo de diez minutos acabamos las dos, juntas cómo siempre, sentadas encima del váter, ella encima de mí con las piernas cruzadas, luego empezamos a recordar viejos tiempos, tiempos en los que todo eran sonrisas, que tu vida tenía sentido, si tu compañero de pupitre te robaba en beso en la mejilla, tiempos en los que la máxima felicidad era que tu madre te dejara pintarte la uñas color rosachicleextrafucsiaconpurpurina, y dónde te tirabas una semana guardando las moneditas que encontrabas en la calle para comprarte el nuevo sobre de estampas de Barbie en el mundo de color de rosa, momentos dónde la vida se hundía por una nueva muestra de acné, o donde usar una 75 era la mayor meta lograda; pero son eso, viejos tiempos.
Durante unos segundos se produjo un silencio sepulcral, y de nuevo, sin ton ni son Julie, empezó otra vez a llorar, en silencio, intentando ocultarme, que sus ojos, conectados con su alma, no podían más, de momento noté una gota que cayó fuerte y fríamente sobre mi mano, luego, le quité una lágrima de la cara, y le di un beso en la mejilla. De nuevo, no sabía ni que hacer, ni que decir, por eso me limité a decirle:
- Asúmelo, sé que no es fácil, pero ya ha terminado todo.
De repente, Juliette se levantó con rabia y rencor dentro, y comenzó a llorar, mientras gritaba y estampaba toda su ira contra la puerta de aquel agobiante baño, comenzó a pegar puñetazos y patadas mientras chillaba como una loca, y a la vez mis “ Para Julie, para por favor” mientras intentaba, sin resultado alguno, parar aquel huracán de odio hacía una puerta sin culpa alguna; de momento, estalló en un océano de lágrimas, mientras resbalaba apoyada en la puerta hasta terminar en el suelo, destrozada y abatida por el dolor de un amor hecho añicos, y un alma de corazón oscuro a raíz de ese trágico final. Me acerqué a ella y le di un abrazo, luego me dijo:
- Por favor, espérame ahí fuera un momento, necesito estar sola aunque sea un minuto- me pidió.
- Claro- contesté con la voz entrecortada.
Salí de ese claustrofóbico baño (si se le puede llamar así), me miré al espejo, tenía pinta de drogada bulímica abatida por la falta de un gramo de mi polvo mágico. Me lavé la cara, quitando de esta los chorretones de rímel he intentando disimular lo ojos rojos, era imposible. Me apoyé en el lavabo y miré al espejo suspirando mientras pensaba en como alguien cómo Julie podía haber llegado a ese punto, cómo alguien guapísima, lista y buena persona podía estar tirada en un baño, podrida por dentro, a pesar de todo, sigo sin entenderlo.


8 comentarios:

  1. Me encanta amormeeeeeeeeeeeeuuu!
    Te quiero<3
    SIGUIIIIIIIIIIENTE!

    ResponderEliminar
  2. Mee encantaaa !!
    Siguiienteeeeeee !!
    :D

    ResponderEliminar
  3. Graciaaas:)
    Pd: Recomendarla si podeis(; ♥

    ResponderEliminar
  4. Me encantaa! (L)
    ya estas tardando en subir el siguiente^^

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho tu historia(:

    Te sigo^^
    sigueme tu a mi:
    http://www.yourfavoritehistory.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Mola mogollón.Debes escribir más.Me has hecho que me enganche.Sigue así preciosa.Gracías por comentar mi blog.
    Besitos=)
    XOXO

    ResponderEliminar